Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

Ojo Seco

Escrito por el Dr. Fredy López
Especialista en Retina y Vitreo de Visión Integral

Cuando se da un imbalance en el sistema lagrimal, la persona puede experimentar problemas de resequedad ocular.
Si este desequilibrio persiste, se puede hablar de que posiblemente la persona experimenta algún tipo de Síndrome de Ojo Seco.


Un alto porcentaje de las acciones humanas pueden verse afectadas por el síndrome de ojo seco. En nuestra sociedad se han venido agregando elementos que, lejos de resolver, tienden a empeorar los síntomas de esta enfermedad.

Entre estos podemos mencionar la contaminación ambiental, principalmente en las ciudades grandes; el uso cada vez más popular del aire acondicionado en las oficinas y los carros; y las alergias oculares que cada vez son más frecuentes (tanto entre adultos como en niños).

En números pasados de esta sección ya tocamos aspectos relacionados con el Síndrome de Ojo Seco, por lo que sugerimos revisarlos ya que el presente artículo tocará este tema desde un ángulo diferente.

Como lo mencionamos en otra oportunidad, la forma de definir el Síndrome de Ojo Seco es muy compleja.

En líneas generales se acepta una clasificación basada en 3 aspectos: el primero en base al origen, la segunda en base a las estructuras oculares qué están afectadas y el tercer componente en base a la gravedad de los síntomas. Dicha clasificación es muy compleja y es actualmente utilizada únicamente a nivel de la comunidad de médicos oftalmólogos.

En este artículo haremos un análisis de otra clasificación que se realiza en base a la evolución clínica que los pacientes pueden esperar después que se inicia el tratamiento.

Dicha clasificación es muy importante ya que ayuda a ubicar qué cosas se pueden esperar durante la evolución de la enfermedad.

Esta clasificación divide a los pacientes en 3 grandes grupos: el primer grupo, en el cual afortunadamente está la mayoría, son aquellas personas que al darles un tratamiento médico adecuado por un periodo aproximado de 30 días se curan en forma absoluta.

El segundo grupo, bastante menor, corresponde aquellas personas que entran a una forma recurrente de la enfermedad. Pasan libres de molestias cierto período de tiempo, recurren los síntomas, se estabilizan luego de un tratamiento adecuado y vuelven a recurrir. Algunas de estas personas eventualmente necesitarán una terapia de mantenimiento con el objetivo de disminuir dichas recurrencias.

Finalmente, el último grupo corresponde a un porcentaje muy bajo de la población. En este grupo se encuentran aquellas personas que ya no pueden dejar la terapia, principalmente los sustitutos de lágrimas naturales. En este grupo se justifica realizar estudios para tratar de determinar el origen del problema, porque son casos más severos y algunas veces pueden estar asociados a otras enfermedades como las inmunológicas.

Con respecto al tratamiento, los productos que sustituyen a la lágrima son la primera elección y en general es la más eficiente para tratar el Síndrome de Ojo Seco.
En aquellas personas que necesiten su uso continuo se deberá analizar con su médico Oftalmólogo la mejor elección de producto ya que su uso es para largo plazo.
También es importante mencionar a aquellas personas que usan lágrimas naturales ocasionalmente para ciertas actividades como: uso de computadora, lectura, actividades de cerca de mucha precisión, se recomienda utilizar una gota en cada ojo al menos 5 minutos antes de iniciar la actividad y luego se deberá emplear en base a necesidad.

Es también importante mencionar una forma de pensar muy particular que tienen algunas personas, dicen “voy a tratar de no usar la medicina para no llegar a depender de ella”; en el Síndrome de Ojo Seco puede ser una forma negativa de pensar ya que la lágrima artificial lo que hace es mejorar la calidad de las actividades de las personas.

Es necesario recordar la importancia de una consulta periódica con su Oftalmólogo, principalmente en los casos complejos. En dicha consulta se deberá aprovechar a discutir otras formas de tratamiento del Síndrome del Ojo Seco, entre los que podemos mencionar el uso de inmunomodulares tópicos y el uso de tapones lagrimales (temporales o definitivos).

En ningún momento se recomienda que el paciente tome la decisión de usar alguno de estos tratamientos por su cuenta, en cualquier caso se deberá analizarlo con su médico y éste plantear los pro y contra de cada uno de ellos.

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.