Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

La computadora y los ojos

Escrito por el Dr. Luis Felipe Hernández

Actualmente ha aumentado mucho el número de personas que trabajan con la computadora y también el número de horas que estas personas le dedican a su pantalla. Además los teléfonos celulares, las tabletas electrónicas, los video juegos etc, aumentan los requerimientos visuales de algunas personas.

Es frecuente oir que alguien que trabaja 8 horas frente a la pantalla de su computadora, al llegar a su casa le dedica otras 3 o 4 horas a sus comunicaciones y búsquedas en Internet.

Aunque no se ha establecido que el uso excesivo (o ¿abuso?) de nuestros ojos realmente sea dañino para la vista o las estructuras de los ojos causa síntomas molestos. Los síntomas más frecuentes son irritación, lagrimeo, enrojecimiento de los ojos, sensación de cansancio y, algunas veces, visión borrosa y dolor de cabeza de grado leve a moderado.

Vamos a tratar de comprender los mecanismos que producen esos síntomas y así poder evitar las molestias que causan.

1. Errores de refracción no detectados o no corregidos adecuadamente. Muchas personas que necesitan anteojos para tener una buena visión, no lo saben o no les gusta usar su anteojo. Ellos hacen un esfuerzo adicional y constante con sus ojos para compensar el defecto y mejorar su visión. Este esfuerzo compensatorio es causa de fatiga ocular. Se recomienda hacerse un examen oftalmológico para saber si necesita o no anteojo y, lo más importante, si los necesita ¡úselos!

2. Fatiga de los ojos por acomodación. El enfoque del ojo es por medio de un mecanismo muscular que se le llama acomodación. Mantener la vista enfocada en la pantalla de la computadora que está a una distancia fija exige que los músculos de la acomodación se mantengan en tensión por largo tiempo. Esto puede ocasionar cansancio y visión borrosa al perderse momentaneamente el enfoque. Se recomienda tomar pequeños descansos visuales en los que los ojos se dirigen a otros puntos, preferencialmente lejanos (por ejemplo a través de una ventana), para que haya períodos de relajación de los músculos. Esto es particularmente válido para quienes le dedican muchas horas a la computadora en forma contínua.

3. Poca frecuencia de parpadeo. El parpadeo es un mecanismo de distribuir la lágrima, que es el lubricante natural del ojo, sobre la superficie externa del mismo y así mantener el grado de humedad necesario. Cuando una persona mantiene la atención fija en la pantalla, se disminuye considerablemente el número de veces que parpadea por minuto. La superficie del ojo está, entonces, más tiempo expuesta al medio ambiente. Con esto se produce evaporación de la película lagrimal y por lo tanto sequedad de la córnea, lo cual causa picazón, ardor y lagrimeo reflejo. Se aconseja no descuidar el parpadeo mientras se está trabajando en la computadora. En algunos casos se puede utilizar gotas lubricantes para compensar esta sequedad de los ojos.

4. Factores ambientales. El medio ambiente puede empeorar la sequedad de los ojos, al exponerse a corrientes de aire de ventiladores, aire acondicionado, humo de cigarrillo, uso excesivo de maquillajes, uso de lentes de contacto, iluminación inadecuada, etc.

Podemos darnos cuenta que la computadora en sí no causa ningún daño a la visión ni a las estructuras de nuestros ojos, pero sí nos induce algunos hábitos que pueden resultar en síntomas molestos. Tomando en cuenta las sencillas sugerencias que hemos mencionado se puede lograr un mayor grado de comodidad en nuestro trabajo con la computadora.

También es muy importante hacerse un examen completo de los ojos periodicamente, ya que los ojos son las principales herramientas para el buen desempeño en nuestro trabajo con la computadora.

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.