Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

Ojo perezoso o haragan

 Por el Dr. Roberto Curley

En una ocasión, para asistir a una fiesta de disfraces, una madre le puso un parche de pirata sobre el ojo derecho a su niño de 3 años. Ella notó que el niño se tropezaba con los objetos al caminar por lo que se le ocurrió cambiar el parche al ojo izquierdo y la situación se normalizó.

Al día siguiente, consultó a un oftalmólogo y el diagnostico fue de Ambliopía (ojo haragán) del ojo izquierdo secundario a Anisometropía (diferente graduación en cada ojo).

La forma más simple de entender la ambliopía es la reducción de la visión en uno o los dos ojos sanos anatómicamente y que no puede ser corregida con lentes. Además de que visión está afectada, también se afecta la sensibilidad de contraste y la tercera dimensión.

Según el Dr. Parks, la ambliopía es un defecto adquirido de la visión monocular debido a una experiencia visual anormal en la etapa temprana de la vida.

La ambliopía es mucho más frecuente de lo que se cree, afectando entre un 2 a 4% de los niños, lo que la hace una de las principales razones de pérdida visual.

La ambliopía debe ser tratada antes de la madurez fisiológica ocular si se quiere recuperar la visión (antes de los 5 o 6 años). Es muy importante la evaluación del infante de preprimaria para detectar este defecto.
 

Causas de la ambliopía:

1. Estrabismo: Cada ojo proyecta una imagen distinta y producen mecanismos de adaptación que puede llevar a la supresión de la imagen del ojo desviado no dejando que este se desarrolle.

2. Privación: Esta ocurre en los casos de alteración temprana de la transparencia de los medios oculares (cataratas, hemorragias del vítreo, opacificaciones cornéales, etc.)

3. Ametropía: Es frecuente en las hipermetropías altas (más de 5 Dioptrías) y astigmatismos mayores de 3 años no corregidos temprano.

4. Anisometropía: Cuando es graduación es muy diferente en cada ojo, por lo que se vuelve ojo haragán el de mayor graduación ya que el cerebro prefiere la visión del ojo sano.

El diagnóstico de la ambliopía debe ser efectuado por un médico oftalmólogo quien establecerá el tratamiento adecuado desde el momento que se detecta. El resultado del tratamiento puede ser bueno y generalmente se puede recuperar la visión total en niños pequeños. Después de los 7 u 8 años de edad, la recuperación es casi nula y el déficit visual permanente.

Se recomienda hacer una evaluación de todos los niños entre los 3 y 4 años porque a esa edad es posible determinar con exactitud la agudeza visual. Antes de eso, se usan diferentes métodos para determinar la visión, como la fijación visual, la dominancia ocular y las pruebas de estereopsis (3 ra. dimensión) gruesa.

Tratamiento de la Ambliopía
Una vez determinada la causa y corregida con los medios necesarios (gafas, cirugía, etc.) la terapia de oclusión es el arma fundamental para tratar la ambliopía e intentar revertirla.

La terapia de oclusión consiste en parchar el ojo con mejor visión por períodos de tiempo según el paciente. Esto se hace para vencer el bloqueo que el sistema nervioso central tiene con las imágenes del ojo perezoso.

En esta terapia, es muy importante la colaboración de los padres y profesores pues la reacción natural del niño es rechazar el parche porque no mira bien.

Una vez se reestablece la visión del ojo perezoso se recomiendan controles periódicos para evitar la cirugía.

Recuerde que el diagnóstico y tratamiento temprano previenen la pérdida visual.
 

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.