Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

¿La diabetes puede causar ceguera?

por el Dr. Luis Felipe Hernández

La respuesta a esa pregunta es sí. La diabetes es actualmente una de las más frecuentes causas de ceguera en la población mundial. Por múltiples factores tales como los hábitos alimenticios, el sedentarismo, la obesidad, el estrés del diario vivir, etc., la incidencia epidemiológica de la diabetes ha aumentado en los últimos años, y no tiene tendencia de disminuir de cara al futuro, sino, todo lo contrario, a seguir aumentando.

La diabetes se puede definir como la incapacidad de nuestro cuerpo de aprovechar la glucosa (azúcar) para darle energía a todas las células del organismo, debido a la deficiencia o ausencia de insulina.

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas y hace posible que el azúcar que tomamos en los alimentos (energía) penetre al interior de las células de todo el cuerpo para mantener su buen funcionamiento.

Al haber deficiencia de insulina, el azúcar se acumula en la sangre. Es una situación paradójica, en la que tenemos exceso de azúcar circulando en la sangre, pero al mismo tiempo tenemos deficiencia de azúcar intracelular, que es donde realmente se necesita para el funcionamiento adecuado de nuestros órganos.

La acumulación anormal del azúcar en la sangre genera mecanismos de procesamiento de la glucosa diferentes. Estas vías anómalas de procesamiento metabólico del azúcar, producen substancias que son tóxicas y dan origen a múltiples complicaciones. O sea que al final, vemos que se trata de una AUTO-INTOXICACIÓN.
Los tóxicos circulantes tienen impacto en todos los órganos, pero principalmente afectan el riñón (nefropatía), los nervios (neuropatía), el corazón (cardiopatía), produciendo malestar general, mal funcionamiento (problemas de memoria, impotencia sexual, insomnio, coma diabético, etc).

El ojo se ve especialmente afectado en diferentes formas, que amenazan la visión.
Éstas son:
a) Cambios en la refracción. Se necesita cambiar frecuentemente la graduación de los anteojos.

b) Catarata: es la opacidad del lente natural del ojo (cristalino).

c) Glaucoma: en la diabetes se puede presentar una de las formas más severas, llamado glaucoma neovascular.

d) Edema macular diabético: la parte central de la retina (mácula) se altera por depósito de lípidos y líquido intraretiniano.

e) Retinopatía diabética que puede presentar desde grados muy leves a grados de alto riesgo.

f) Hemorragia vítrea: es una de las formas más avanzadas de retinopatía, con disminución severa de la visión.

g) Neuropatía óptica: es la inflamación del nervio óptico, que se acompaña de pérdida severa de la visión y graves secuelas, aún después del tratamiento.

h) Parálisis de los músculos extra oculares, produciendo diferentes tipos de estrabismo y visión doble.

i) Parálisis de los músculos de los párpados: El ojo se cierra por la flacidez del párpado.

Todas estas condiciones llevan a diferentes grados de deterioro visual, pudiendo llegar hasta la ceguera total, que desafortunadamente son bastante frecuentes en nuestro país.

La pérdida de la visión total o parcialmente tiene un tremendo impacto en la calidad de vida de la persona afectada. Se alteran sus habilidades físicas, su trabajo, su independencia y su estado emocional. Se perturba el ambiente familiar, ya que la persona se vuelve dependiente de la ayuda que su familia pueda darle para sus actividades; aún las más elementales.

La diabetes afecta a un sector de la población, que suele ser económicamente activo, por lo tanto toda la sociedad sufre de un impacto negativo al aumentar el número de personas ciegas, que ya no pueden trabajar.

El comentario final e importante es que para todas esas formas en que la diabetes afecta los ojos, existen diferentes tipos de tratamiento, siempre que el diagnóstico sea en las etapas tempranas y no se permita que las complicaciones lleguen a grados severos.

La recomendación es que toda persona diabética se haga examinar sus ojos con cierta frecuencia, aunque no sienta ninguna molestia, ya que muchas de estas condiciones pueden progresar sin dar síntomas. Actualmente disponemos de alta tecnología para el diagnóstico temprano y preciso de tales condiciones del ojo. También se cuenta con diferentes medios de tratamiento (Láser, medicamentos, diferentes tipos de cirugía, lentes intraoculares, válvulas, etc), que serán siempre más efectivos, mientras más temprano se administren.

Si usted es diabético o conoce a alguien con esa enfermedad, recomiéndele el cuidado temprano de sus valiosos ojos.

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.