Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

Lo que debes saber sobre los preservantes en las gotas para ojos

Por el Dr. Jorge Rafael Hernández Cospin

Las gotas oftálmicas siguen siendo la vía principal de tratamiento para las enfermedades oculares, incluyendo el glaucoma y el ojo seco. Los preservantes se añaden a los frascos de medicamentos que contienen múltiples dosis para reducir el riesgo de contaminación microbiana.

El uso de gotas a corto plazo no tiene ninguna consecuencia, pero las personas que las utilizan a largo plazo debido a una enfermedad crónica, pueden tener complicaciones significativas, sobre todo si utilizan varios goteros que contienen el mismo preservante.

El preservante Cloruro de Benzalconio (BAK) es el más común encontrado en las gotas que se recetan para glaucoma, una enfermedad que se trata con gotas durante mucho tiempo. En múltiples investigaciones se ha demostrado que el BAK causa efectos tóxicos a las células de la superficie del ojo. Estos efectos pueden ser inmediatos y a largo plazo.

El daño a la película lagrimal y a las células de la superficie de la córnea son algunos de los efectos inmediatos de los preservantes como el BAK.

La película lagrimal proporciona el mayor poder óptico en comparación con la superficie ocular y es esencial para la buena calidad de la visión. Las irregularidades de la superficie de la córnea, debido a la deshidratación epitelial, pueden conducir a la disminución de la agudeza visual. Ambas condiciones pueden conducir a tener ojo seco, lo cual disminuye la calidad de vida y la capacidad de realizar tareas cotidianas, como conducir en la noche, leer, y trabajar en la computadora.
Los efectos oculares a largo plazo son dependientes de la dosis total y pueden variar desde la inestabilidad de la película lagrimal, perdida de células de la superficie del ojo, muerte de las células, ruptura de la barrera de la cornea y daño a tejidos más profundos. Las investigaciones han detectado daño a las células del drenaje del ojo que puede llevar a una elevación de la presión intraocular sostenida. Estos cambios inflamatorios y tóxicos asociados al BAK pueden tomar algunos años en revertirse y pueden llevar a complicaciones en un post operatorio de cirugía de glaucoma.

Hoy en día la mayoría de los medicamentos para el tratamiento de glaucoma tienen preservantes como el BAK a diferentes concentraciones. Las investigaciones indican que una gran proporción (59%) de pacientes con glaucoma de ángulo abierto o hipertensión ocular tienen síntomas de daño a la superficie del ojo.

Si una persona con glaucoma experimenta síntomas de ojo seco, generalmente se le receta una lágrima artificial que también puede contener preservantes potencialmente dañinos y agregar a la dosis total que le llega al ojo.

En los casos de enfermedad de la superficie del ojo y/o ojo seco en que los pacientes necesitan aplicarse gotas por un tiempo indefinido y generalmente con mucha frecuencia, también es recomendable el uso de sustitutos lagrimales sin preservantes. También es recomendable el uso de algunas técnicas para aumentar el tiempo de permanencia de la gota en el ojo (por ejemplo: la oclusión de los puntos lagrimales de drenaje).

En los pacientes con glaucoma, la revisión cuidadosa de la superficie del ojo es importante para buscar la mejor opción de tratamiento. La industria farmacéutica ha desarrollado diferentes preservantes que logran un buen control de la contaminación microbiana, así como una estabilización de la superficie ocular y son efectivas para bajar la presión intraocular.

El uso de medicamentos libre de preservantes ya está disponible y es otra muy buena opción para personas con glaucoma que usaran el medicamento por tiempo indefinido. En pacientes con toxicidad crónica o intolerancia a los medicamentos es posible la utilizar otras opciones de tratamiento, como: laser o cirugía no penetrante al ojo.

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.