Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

Trauma ocular infantil

Dra. Ana Raquel Hernández

Visión Integral

El trauma oftálmico u ocular es la causa principal de ceguera adquirida unilateral durante la infancia. Este es un dato sumamente alarmante ya que la mayoría de niños que se golpean tienen una visión normal antes del accidente y muchas de las lesiones causadas por el golpe pueden dejar un daño visual permamente o ceguera.

Existen millones de casos de ceguera o de baja visión secundaria a las lesiones oculares. Lo más triste de esta situación es que la mayoría de ellas pudieran haber sido prevenidas.


Las lesiones causadas a los ojos van desde lesiones a los párpados (heridas, quemaduras, mordeduras, etc), pasando por trauma contuso (globo cerrado) hasta diferentes grados de ruptura, perforación o penetración del globo ocular. En múltiples estudios a lo largo de toda latinoamérica se reportan datos como los siguientes: la mayoría de niños afectados son hombres (desde 60 a 89% de los casos) en edades de 1 a 15 años.


Los mecanismos de los golpes a los ojos en su mayoría son causados por objetos o agentes externos como pelotas, ramas de árboles (palos), piedras, juguetes, lápices y objetos de la casa (tenedores, utensilios de jardinería, tijeras, etc), usualmente lanzados por otro niño. Hemos tenido en esta clínica accidentes causados por juegos pirotécnicos y juegos de “proyectiles” como dardos y pelotas lanzadas con pistolas.


La mayoría de casos ocurren en la casa, luego en actividades de recreación y el colegio o escuela. Los niños se ven más afectados que las niñas probablemente por el tipo de actividades que prefieren los hombrecitos, el comportamiento un poco más agresivo y el mayor contacto físico con sus compañeritos. Hemos observado que cuando los niños están de vacaciones, incurren en actividades de mayor riesgo para ellos ya que tienen menos supervisión y más tiempo en sus manos.


Es importante no retrasar la consulta médica después de un trauma ocular. A veces los niños no le avisan a sus padres del golpe por miedo a un regaño pero el retraso en la consulta puede determinar muchas veces el buen o mal resultado de las lesiones.


Existen muchas lesiones relacionadas con el deporte y las diferentes bolas o pelotas que se usan, son más peligrosas mientras más pequeñas son (pelotas de ping-ping o squash).


La mayoría de lesiones son prevenibles o potencialmente prevenibles y la educación de los padres, maestros, niñeras o los adultos responsables que están alrededor de los niños es importante. Se les debe explicar y mostrar todas las formas potenciales que un objeto común y corriente puede ser un arma. Un simple lápiz, si se usa como proyectil puede perforar un globo ocular y causar lesiones que ameriten cirugía.


Es por lo tanto, la instrucción y educación lo que más nos ayudará a prevenir las lesiones. El mejor tratamiento de estos problemas es PREVENIRLOS. Se debe hacer énfasis en que se usan todas las medidas protectoras como el uso de anteojos (goggles) durante juegos con proyectiles o pistolas, en deportes con pelotas pequeñas, raquetas, artes marciales, boxeo, brockey, pain-ball (Gotcha), balines, etc.


El trauma oculoar es de sumo cuidado en los niños debido a que es muy ambliogénico mientras más pequeños son los niños. A veces se dificulta saber el mecanismo del trauma, saber qué pasó, debido a que es sumamente difícil interrogar bebés o niños que aún no nos pueden relatar lo ocurrido. Nos toca “reconstruir” los hechos y tratar las lesiones visibles. La historia clínica es muy importante, nos da información útil para el diagnóstico y tratamiento además de información que puede ser importante en situaciones médico-legales.


Las estadísticas de las edades, sexo, mecanismo del trauma, extensiones de las lesiones, etc, varían de población en población, pero hay ciertos puntos que tienen todas en común. El trauma ocular infantil es más frecuente en varones entre los 7 a 12 años, la mayoría de los accidentes suceden en casa, escuela o actividades de recreo, y la mayoría de las lesiones pueden ser prevenibles. Es en este aspecto en donde todos podemos colaborar al ver las situaciones con potencial para causar daño y evitarlas.


Fuentes: Epidemiological Findings of Ocular Trauma in Childhood. Arq. Bras Oftalmol. Vol 70 No. 2 Sâo Paulo Mar/Apr. 2007.
 

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.