Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

Obstrucción de la Vía Lagrimal

Dra. Diana M. Meneses G.
Visión Integral

 

¿Qué es la obstrucción de la vía lagrimal?


La obstrucción de la vía lagrimal es una condición en la cual el drenaje natural de la lágrima deja de funcionar, esto ocasiona que se acumule la lágrima dando la sensación de lagrimeo excesivo. Puede ser confundida con una infección de la superficie del ojo, como una conjuntivitis, y en muchas ocasiones es tratada con gotas antibióticas y antiinflamatorias sin mejoría del paciente.

 

¿Cuáles son las causas de la obstrucción de la vía lagrimal?


La obstrucción de la vía lagrimal ocurre primariamente como resultado de infecciones a repetición. En algunos casos se deberá a enfermedades de la nariz, incluso trauma  o cirugía nasal o facial antigua.



¿En dónde está la vía lagrimal?


El drenaje de la lágrima consiste en dos aperturas pequeñas llamadas puntos lagrimales; uno en el párpado superior y otro en el párpado inferior. Cada una de estas aperturas lleva a un pequeño tubo llamado canalículo que vacía la lágrima hacia el saco lagrimal y se encuentra entre la esquina interna del ojo y la nariz. El saco lagrimal lleva a un canal llamado conducto nasolagrimal que pasa a través de las estructuras de hueso alrededor de la nariz y drena las lágrimas hacia la cavidad nasal.

 

¿Cuáles son los síntomas de la obstrucción de la vía lagrimal?


Los síntomas más frecuentes incluyen: lagrimeo constante, secreción mucosa, irritación del ojo y, en algunos casos, hinchazón dolorosa entre la esquina interna del ojo y la nariz. Un interrogatorio adecuado y un buen examen físico pueden determinar la causa del lagrimeo.

 

¿Puede ser seria la obstrucción de la vía lagrimal?


Si los síntomas no son tratados, puede desarrollarse una infección severa alrededor del ojo.  Es importante que un oftalmólogo repare la condición antes de que se desarrolle daño permanente.

 

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para la obstrucción de la vía lagrimal?


Su médico puede recomendar una serie de tratamientos basado en el análisis de los síntomas. En algunos casos, puede ser tan simple como la aplicación de compresas calientes y el uso de antibióticos, pero frecuentemente, la cirugía es el tratamiento más efectivo. La solución quirúrgica más común es la dacriocistorrinostomía o DCR. Desde su introducción, este procedimiento tiene una alta tasa de éxito (mayor del 90%) para adultos que no han tenido cirugía previa o enfermedad nasal. Para realizar el procedimiento, el cirujano creará un nuevo drenaje abriéndolo desde el saco bloqueado hacia la nariz. Se hace una incisión pequeña en la piel y se deja un fino tubo de silicón temporalmente (entre 3 a 6 meses luego de la cirugía), para mantener el nuevo conducto abierto mientras ocurre la cicatrización. Se efectúa como procedimiento ambulatorio. Será necesario que el paciente utilice algunos medicamentos luego de su cirugía. Usualmente se necesita una semana de recuperación.

 

¿Cuáles son los riesgos y complicaciones de la cirugía?


Es de esperar la formación de moretes e hinchazón de los párpados después de la cirugía.  Esto se resuelve en una a dos semanas dependiendo de cada paciente. Raramente, la formación de la cicatriz en los diferentes tejidos puede ocasionar que el conducto nuevo se vuelva a bloquear; esto necesitará que se repita la cirugía. Que haya hemorragia e infecciones, son riesgos de cualquier cirugía, sin embargo no son frecuentes.

 

¿Es efectiva la cirugía para tratar la obstrucción de vía lagrimal?


La mayoría de los pacientes presentan resolución inmediata del problema una vez se ha realizado la cirugía. Puede haber un poco de molestia en el periodo postoperatorio. Una vez haya cicatrizado, el ojo se sentirá confortable.

 

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.