Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

INFECCIÓN POR VIRUS DEL ZIKA Y SUS SECUELAS OFTALMOLÓGICAS / NEUROLÓGICAS

Por la Dra. Ana Raquel Hernández
De Visión Integral

 

Estamos enfrentando una nueva epidemia causada por el virus del Zika que es transmitida por picaduras de mosquito.  Los mosquitos que la transmiten son los mismos que portan la malaria, fiebre amarilla, dengue y chikunguya. Se sabe que el Zika causa síntomas similares a los de una gripe muy fuerte generando fiebre, malestar, dolor de cabeza, rash (manchas o ronchas), conjuntivitis, dolores articulares y musculares que pueden durar de 2 a 7 días. Pero aunque parezca inofensiva, los hallazgos más recientes sobre las secuelas que puede tener el Zika en los niños que nacen de madres que han sufrido esta enfermedad son alarmantes.

 


Se ha encontrado y reportado muchos casos de microcefalia (cabezas muy pequeñas) con anomalías cerebrales en bebés nacidos de mamás que tuvieron infección por Zika durante el embarazo. Estas lesiones son graves y de por vida ya que no permiten al niño un desarrollo intelectual y neurológico normal. La severidad de la microcefalia varía pero puede ser mortal si el cerebro está tan mal desarrollado que no puede regular las funciones vitales del cuerpo.

 


Además de los problemas neurológicos asociados con el Zika, podemos encontrar también problemas en los ojos de los recién nacidos y en las personas con la enfermendad.  El síntoma más frecuente es la conjuntivitis que es parte de los signos de la enfermedad.  Esta es una conjuntivitis no purulenta (sin secreciones o “cheles”). En nuestra experiencia, vemos que otras partes del ojo también se pueden ver afectadas y los hallazgos van desde pigmentaciones anormales de la mácula, atrofias maculares, problemas en el nervio óptico, malformaciones del iris y cristalino, así como anomalías vasculares y hemorrágicas de la retina.

 


La CDC (Center for Disease Control) en los Estados Unidos, recomienda que todos los casos sospechosos o confirmados de Zika sean evaluados por un oftalmólogo con un examen ocular completo de la retina, especialmente si se trata de un recién nacido. Se recomienda que se realice un examen a los bebés infectados por el zika en el momento de nacer o dentro del primer mes de vida.

 


En los países en donde las infecciones por Zika se han vuelto alarmantes, como Brasil, se han reportado estos hallazgos oculares: los bebes con menor circunferencia cefálica tienen mayor riesgo de tener problemas en los ojos. La infección por Zika (prenatal) es un síndrome que involucra hallazgos neurológicos, auditivos, oculares y esqueléticos. En los adultos que han tenido infección por el virus del Zika también se han reportado uveítis durante y después de la infección.

 


Aunque la forma más frecuente de transmisión es a través del mosquito de la familia Aedes, el Zika se contagia también por transmisión sexual por lo que se recomienda abstinencia de relaciones sexuales durante 6 meses si se estuvo en un área endémica de la enfermedad y la práctica de sexo con protección durante 24 meses posteriores a la infección con el objetivo de evitar el embarazo.

 


Lo más importante en el tema de la prevención es la protección contra las picaduras de mosquitos. Algunas medidas que se recomiendan incluyen el utilizar ropa que cubra la mayor parte del cuerpo, usar pantallas, cerrar ventanas, dormir con velos y el uso de repelentes para mosquitos. Es importante proteger a las mujeres embarazadas, los niños y la gente mayor. Otro aspecto clave es el manejo adecuado del agua para evitar aguas estancadas en pilas, cubetas, recipientes, desagües, juguetes, llantas viejas o cualquier otro lugar en donde se pueda acumular agua.

 


Las secuelas neurológicas, visuales y auditivas pueden ser muy serias. Cualquier esfuerzo que se haga para evitar la transmisión de esta enfermedad es bienvenido. Aún no existe una vacuna para prevenir la enfermedad por lo que tomar las medidas para evitarla es la mejor opción.

 


En Guatemala se reportaron 3,224 casos de Zika en el 2,016 en 21 de los 22 departamentos del país y 965 mujeres embarazadas con sospecha de Zika. Las cifras son altas y el riesgo de daño neurológico es muy alto también. La OMS (Organización Mundial de la Salud) enumera los daños neurológicos relacionados con el Zika y estos van desde malformaciones de cabeza, movimientos involuntarios, convulsiones, irritabilidad, disfunción del tallo cerebral (problemas para tragar y contracturas) y anomalías de la vista y el oído. Además, representa un aumento en la morbi-mortalidad prenatal.

 


Toda esta información tiene como objetivo estimular las medidas de precaución y prevención de esta epidemia que alcanza proporciones mundiales.

 

Si sospecha que Ud o alguien que conoce tiene Zika, haga su cita con el oftalmólogo hoy mismo.
 

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.