Llamar al: (502) 2205-0050

atención 8 a.m. a 6 p.m.

5923-3825

Servicio disponible 24 horas

SLT: El nuevo láser para el tratamiento del glaucoma de ángulo abierto

Por la Dra. Eileen Rinze,
Glaucomatóloga de Visión Integral

 

Hoy vamos a hablar de la Trabeculoplastía Láser Selectiva (SLT por sus siglas en inglés), el cual es un tratamiento para los pacientes que tienen glaucoma de ángulo abierto.

 

Tal vez usted ha oído mencionar que hay un láser que se usa para abrir el drenaje que controla la presión en el ojo. Este procedimiento láser se llama “Iridotomía Periférica” y se realiza en aquellos pacientes para prevenir o tratar el glaucoma de ángulo estrecho. En esta ocasión no vamos a hablar de este láser ya que se realiza desde 1956 y es una tecnología muy conocida.

 

Desde 1979 se introdujo la Trabeculoplastía con Láser Argón. En ese entonces, se demostró que era tan eficaz como el Timolol para reducir la presión, pero surgieron en ese momento otro medicamentos más eficaces llamados “análogos de prostaglandinas” (el latanoprost es uno de ellos) y el láser quedó prácticamente en el olvido.

 

Recientemente, surgió un nuevo tipo de laser llamado SLT que es el motivo de este artículo. 

 

¿Cómo funciona el SLT?

 

En la Trabeculoplastía Láser Selectiva, SLT, se aplica láser al drenaje que controla la presión del ojo. Esto produce ciertos cambios en el tejido que resultan en un mejor drenaje del líquido hacia afuera del ojo logrando que baje la presión intraocular. El resultado del procedimiento se empieza a ver entre 1 a 3 meses posteriores al tratamiento.

 

¿Por qué se llama “selectivo” y en qué se diferencia del otro procedimiento láser?

 

Se llama selectivo porque el láser utilizado sólo afecta al tejido pigmentado del ojo y no afecta al resto de estructuras. Se le llama “láser frío” al SLT porque prácticamente no produce cicatrización y no es doloroso e inflama poco. Por el contrario, el procedimiento llamado "trabeculoplastía con láser argón" utiliza un láser térmico que produce cicatrización y más inflamación en el drenaje del ojo.

 

¿Quiénes son candidatos para SLT?

 

Todos los pacientes con hipertensión ocular o glaucoma que tienen el ángulo abierto y que necesitan bajar la presión de sus ojos son candidatos para el procedimiento SLT, siempre y cuando no tengan un cuadro de inflamación intraocular. Se puede utilizar el procedimiento SLT como primera línea de tratamiento en lugar de gotas. El SLT se utiliza mucho en aquellos pacientes que son intolerantes a las gotas.

 

¿Qué tan efectivo es el SLT y cuánto tiempo dura el efecto?

 

Se ha visto que después del SLT, baja la presión en un 30% cuando se usa como tratamiento inicial. El efecto del SLT se reduce si el paciente ya usa gotas y dura en promedio de 1 a 5 años.

 

¿Voy a seguir usando mis gotas después de la Trabeculoplastía Láser Selectiva?

 

El láser es el equivalente al uso de un medicamento, si su condición necesita más de 1 medicamento para controlar la presión intraocular, seguramente seguirá utilizando algún tipo de gotas para lograr la presión deseada.

 

¿Existen riesgos al hacerse el tratamiento SLT?

 

La Trabeculoplastía Láser Selectiva, SLT, casi no tiene efectos secundarios. La inflamación que  produce el SLT, en la mayoría de los casos, es leve. Después de realizarse un tratamiento de SLT, un 5% de los pacientes sufren una elevación de la presión transitoria que generalmente se controla en 24 horas con medicamentos.

 

 

Si usted tiene glaucoma, podría ser un candidato para SLT.  Lo importante es que sea evaluado por un especialista en glaucoma, quien le podrá decir si se puede realizar el procedimiento en Ud., y ampliar la información al respecto.

 

Regresar
Visión Integral es una clínica oftalmológica privada ubicada en la ciudad de Guatemala. Somos un equipo de 9 especialistas graduados de las mejores Universidades de Guatemala, Estados Unidos y Canadá que trabajamos juntos desde 1987. Valoramos sobretodo su salud integral.

contáctenos

ATENCIÓN: La información publicada aquí no tiene el propósito de reemplazar el diagnóstico, tratamiento o consejo de un médico profesional. Usted siempre debe consultar a un profesional de la salud con las preguntas específicas sobre alguna condición médica.